24 horas Pista de Can Dragó

Como siempre en estas fechas, la Pista de Can Dragó se llena de eventos ultra, 6-12-24 horas en otras muchas pruebas, y como no, las que llaman la atención son las más duras.

Si ya es duro una prueba de larga distancia, mucho más duro es hacerlo en pista de atletismo, tartán y tartán y pocas vistas buenas más, tan solo la del público itinerante y los amigos que pasan a ver y animar.

Estas 24 horas llegaron a mi calendario de manera totalmente inesperada, a petición de Alberto Bravo, aunque no negaré que era algo que me hacía ilusión hacer, tras aquel intento mío años atrás en solitario, esta vez pero, se trataba de correr esas 24 horas en formato pareja, un evento muy muy duro, que requiere estar esas 24 horas, aunque los relevos del compañero saben a gloria, es otra forma de competir.

Acepté la invitación de Alberto con la condición de ir a ganar, de ir a por todas, y si alguien nos superaba que fuera porque realmente eran mejores que nosotros, porque se lo habían currado más que nosotros, pero siempre habiendo ofrecido nosotros la mejor versión posible de nosotros mismos.

Llegué un poco falto de rodaje, debido a la lesión del tobillo, no pude entrenar todo lo que quería, pero las ganas e ilusión eran máximas, así que eso compensaría el factor físico, el que no debía faltar entonces era el psicológico, y que llegaba bastante fresco debido a que ya hacía tiempo que no competía de verdad.

Nos dividimos la faena ya días antes, haríamos relevos de 2 horas cada uno, comenzando yo mismo y terminando Alberto, en los descansos aprovecharíamos para desconectar y descansar al máximo, para ello nos agenciamos una habitación de hotel, próxima a la Pista de Can Dragó, que aprovecharíamos en las pausas para ducharnos, comer y estirar las piernas un poco en cama, evitar la humedad y frío de la zona y poder así volver a la competición en mejor estado. Una táctica que creo que fue muy bien, pero que esas idas y venidas, también dolían tras tantas horas de competición y tantos km recorridos.

Clara la táctica, y clara la estrategia, las dos primeras postas de ambos, es decir, las 8 primeras horas deberían ser las que marcaran un poco la carrera, nuestra idea era la de dominar desde el principio la carrera e ir viendo con el paso de las horas y los km la evolución de los rivales, para jugar un poco con las siguientes postas.

A las 12 del mediodía puntuales comienzo a rodar, estas dos primeras horas hay mucha gente por la pista, muchos corredores frescos, tanto los individuales, como los de 12 horas como los de 24 por parejas, rápidamente se van formando grupetos de corredores que andan al mismo ritmo, unos corriendo más rápido y otros más lento, y pronto, a partir de la tercera vuelta comienzan ya los doblaje a corredores, con lo que el desgaste empieza a ser notable al tener que ir haciendo esquivas, aunque la organización informaba que los carriles lentos eran el 7 y 8, todos querían coger “cuerda” y andar por el 6, a pesar de ir lentos e incluso andando, eso provocaba tener que hacer demasiadas esquivas, especialmente la primera hora.

La segunda hora ya es otra cosa, comienza a notarse la competición, los de 24 horas calman un poco su ansia, los de 12 comienzan a rodar más rápido y las parejas imponemos ya un ritmo más serio.

Me siento de lujo, y puedo completar esas dos primeras horas con una posta de 25.8 km de gps, desconociendo el número de vueltas realizado, pero sabiendo que íbamos primeros.

Alberto llega puntual, así que a las dos horas, nos encontramos en la zona de cambio de chip y hacemos el relevo, los otros equipos parece que también toman la misma estrategia, cambio de corredor cada dos horas, creo que una estrategia correcta y equilibrada.

Miro el puesto, confirmo esa primera posición, aunque con los segundos a un km y poco y a menos de dos los terceros y cuartos, con lo que todo anda ajustado tras esas primeras 2 horas.

Cojo todos los trastos y hacia el hotel, ducha, comida, batido de recuperación y estirar piernas en la cama, de dormir, imposible, cuerpo demasiado activo todavía.

El descanso pasa volando y pronto se aproxima a las cuatro de la tarde momento que junto a Carlos, componente de otra pareja, nos juntamos para volver a la pista.

Puntualmente a las 4 hacemos el cambio, ahora vamos segundos, a un km aproximadamente de los segundos pero a 3 y 5 de los terceros y cuartos, con lo que la cosa pinta bastante bien.

Le había dicho a Alberto de hacer la segunda posta lo mejor posible, estas dos serían claves para el desenlace de la prueba, así que me concentro y pronto encuentro mi velocidad de crucero, una velocidad muy parecida a la de la primera posta aunque con el pulso un poco más alto, de 4 a 6 parece que hace incluso más temperatura que la posta anterior, también ando más tapado, pero la sudoración es mucho mayor, con lo que debo cuidar mucho la hidratación, en tema alimentación en carrera sigo igual y sobre lo previsto, dos geles por posta.

Me siento genial durante estas dos horas, sin duda para mi la mejor posta, la más inteligente, la más concentrado, la más constante y la que no deseaba que llegara el momento del relevo. Completo esas dos horas controlando totalmente y especialmente a los segundos clasificados, a los que he podido abrir un hueco de 3 y pico km a nuestro favor.

Otra posta superior a los 25 km, esta vez 25.1, nos coloca de nuevo líderes, a 3 km de los segundos y alejando bastante más a los terceros y los cuartos, la cosa sigue pintando bien.

Me marcho al hotel de nuevo muy satisfecho con el trabajo realizado, aunque sabedor que estas dos postas buenas pasarían factura, pero esa era nuestra estrategia, dominar desde el principio y luego ver venir a los rivales y controlarlos, si podía ser….

De nuevo, nueva ducha, comida según lo previsto, y relax de piernas calentito, y próximo a las 8 de la tarde de nuevo hacia las pistas.

La noche se nota, la humedad es altísima y el cansancio ya empieza a ser notable, a pesar de ello, la ilusión y las ganas son máximas, pueden con todo todavía y más al ver que Alberto ha hecho algo más de hueco sobre los segundos clasificados, dominamos ya con casi 8 km de margen.

Tercera posta que sale mejor de lo previsto todavía, quería rondar la media maratón y pude superarla incluso, rodando bastante cómodo, limitándome a controlar a los segundos clasificados. Baja un poco el ritmo de esta segunda posta, haciendo 2 km menos que la posta anterior, pero consiguiendo 2 km más de renta sobre los segundos clasificados, dejándolos a 10 km tras las 10 primeras horas de competición.

Las horas de carrera ya se notaban para todos, los corredores de 12 horas apretaban ya en la recta final de su competición, los de 24 horas empezaban a parar para cenar y descansar un poco, mientras que los de los relevos también empezábamos a notar las horas en pie y de carrera.

Muy contento con esta tercera posta con 23.1 km, a un ritmo cercano a 5 todavía, llevando más de 10 km de lo esperado en estas 3 primeras postas, a partir de aquí y a falta de la última de Alberto para llegar a las 12 horas de competición deberíamos controlar la renta y a los rivales, teníamos margen y la cosa pintaba muy bien, el podio difícil que se escapara con lo que la presión del “no triunfo” se iba desvaneciendo poco a poco.

De nuevo al hotel con los deberes hechos, contento, satisfecho y dejando a Alberto en la pista, dándolo todo y con más ambición incluso que yo, la verdad es que formamos un gran equipo.

Vuelvo a comer, voy alternando una toma de arroz y otra de cereales, con la ducha necesaria y los batidos de recovery, la tele y el móvil me alejan de la competición por momentos, volviendo a la pista algo desconectado y con la mentalidad de competición nueva.

Próximos a la medianoche, Carlos y yo volvemos a la pista del hotel, cada vez cuesta más realizar este camino, las piernas se quejan y, en mi caso, una molesta ampolla en la planta del pie comienza a hacerme daño.

A las 12 puntual, tomo el relevo de Alberto, dominamos ya con más de 10 km de diferencia, así que hay que intentar mantener las diferencias, si se puede aumentarlas un poco, pero lo principal será administrar bien la renta obtenida.

unnamed

Estamos en la línea de batir el record de la prueba en formato parejas, establecido el año pasado en 250 km, aunque sabíamos que sería complicado y que el exceso de ritmo en las primeras postas, tarde o temprano pasaría factura, aunque esa no era nuestra prioridad, queríamos jugar y ganar y, de momento, lo estábamos haciendo.

Cuarta posta a buen ritmo, ritmos próximos a 5 aunque cuesta rodar más rápido, voy controlando y abriendo diferencias sobre los perseguidores, cada 3 km aproximadamente consigo una vuelta más de margen, 442 metros que poco a poco nos aproximan a nuestro objetivo.

Esta posta se hace costosa y larga, ahora sí ya deseaba que llegara Alberto para hacer el relevo, la noche es muy dura, no hacía frío, pero sí mucha humedad que castigaba mucho, la ropa no se secaba de relevo a relevo y, suerte que llevábamos ropa diferente para cada posta, porque comenzar en frío y con la ropa húmeda no hubiese sido nada bueno para el cuerpo.

Cuarta posta completada y con los perseguidores ya a 13 y 14 km respectivamente, relevo para Alberto y a intentar descansar. Otros 21.1 km que sumo a mi haber.

Nueva ducha, pero ahora ya el cuerpo no me acepta más comida, así que me hidrato bien, el plato de pasta de la organización de la posta anterior ya me valía, al menos así me lo hacía saber el cuerpo, con lo que intento descansar un poco más, ahora sí, puedo incluso cerrar los ojos un rato, 15-20′ que me saben a gloria.

Antes de comenzar la quinta posta, Salud me deja una aguja para que pueda curarme una ampolla y pasarme un hilo, ya son 3 ampollas las que se han juntando y, la verdad, duele bastante, ese piso mal por miedo a hacerme más daño por la lesión, la ampolla y el consiguiente dolor de rodillas al pisar mal y en pista…..que duro!!!!

Comienzo a correr con unas sensaciones horribles, patas totalmente rígidas, y muy muy pesado, me limito a controlar a los rivales, que ya están a 16 y 18 km, mucha diferencia con la que poder jugar bien estas 4 postas que quedan en total.

Consigo mantener diferencias con el segundo clasificado en esta posta, aunque los terceros han recortado algo, estos 16.4 km han sido durísimos, se me han hecho muy muy largos, muy costosos, son muy trabajados y sintiéndome como una hormiga, que vuelta a vuelta va poniendo la miguita de pan en su almacén….pero termino contento, muy contento ya que con 6 horas más de competición, será muy difícil que nos neutralicen la renta que llevamos, y más con el cansancio acumulado que llevamos todos ya.

De nuevo me marcho a descansar, satisfecho, contento, y dando muchos ánimos a Alberto, al que le digo que conserve, controle y que no cometa excesos, la victoria difícilmente se nos escaparía.

Última ducha antes de volver a correr, la siguiente ya no comportaría volver a correr, jejejeje….y de nuevo el cuerpo no admite más comida, así que me hidrato y descanso un poco. Vuelven a caer unos minutos de sueño increíbles, y de nuevo, próximo a las 8 de la mañana vuelta a la pista, último viaje, última posta y con ganas de saber como andarían los rivales.

Cojo el relevo de nuevo con unos 12 km de diferencia, los que fueron segundos están ya a más de 20 km de diferencia, pero los terceros caminan fuerte, están haciendo una gran remontada y se suceden a los relevos en postas muy cortas pero intensas.

Comienzo la sexta posta con Carlos, con la idea de seguir la táctica conservadora de la penúltima posta, en la que combiné andar y correr, aunque la anterior corrí lento y terminé andando, ahora la idea era de ir haciendo 5 vueltas andando y 5 corriendo y ver como los rivales reaccionaban, como podía administrar las rentas.

Hay corredores que andan muy fuertes, entre ellos la pareja de finlandeses que compiten contra nosotros y que ya han remontado hasta la segunda posición, es increíble como después de tantas horas hacen relevos a pie de pista, sin descanso cada 2-3 vueltas, llevando un ritmo realmente potente para llevar ya 20 horas de competición, durante esta posta van recortando bastantes vueltas, sobretodo cada vez que camino, mientras corro, soy capaz de llevar un ritmo cercano a 5 y no hay peligro, aún así, a pesar de ese recorte, no supone peligro ninguno para nuestro liderato….pero no se puede bajar la guardia, 10-12 a recuperar en 3-4 horas es difícil pero no imposible, así que hay que controlarlos.
Respecto a los demás, cada vez podemos obtener más diferencia, con lo que, corremos con el podio asegurado y el cajón más alto cada vez más próximo.
Esta última posta resulta muy dura, durísima, dolor de piernas, la planta de los pies muy resentida de pisar mal, las rodillas tremendamente castigadas de los giros en pista, los minutos parece que no pasan, las vueltas que no terminan y ese último relevo que no llega…..pero como todo en esta vida, solo es cuestión de paciencia….pasan esas dos horas y repito posta, trabajada, luchada y muy sufrida, pero otros 16.4 k más que nos acercan a nuestro objetivo, dejando con casi 9 km de ventaja a Alberto respecto a los segundos clasificados y a 26 los terceros…..

Me marcho de nuevo al hotel, última ducha, recojo todos los trastos y voy a la ambulancia para curarme la ampolla, que más que ampolla, parece una doble planta del pie. Una vez curada me voy a pie de pista para ver a Alberto y comenzar a saborear ese triunfo, ese último reto del año conseguido, ese ambicioso objetivo superado, ese equipazo sólido y compacto que conseguía lo que se había propuesto.

Alberto deja de nuevo a los segundos clasificados, los finlandeses, que terminarían felicitándonos por nuestra gran carrera, a diez km de diferencia, y a los terceros clasificados, que nos habían dado bastante guerra las primeras horas a 32 km de distancia, con lo que el triunfo era claro….
Clasificaciones

unnamed 1

Muy contentos del trabajo realizado, de la batalla superada, pero conscientes que aquello pasaría factura, tocaba recuperar bien para seguir encarando próximos objetivos. Ha sido muy divertida la competición, muy dura, más de lo que imaginaba, pero el placer de terminar y conseguir los objetivos lo puede todo…..hoy por hoy, no pienso en repetir una experiencia similar, soy de los que piensan que los límites de la diversión en el deporte están en las pruebas de un día, un día que incluye su descanso y demás, con lo que equivaldría a pruebas de 12-15 horas como máximo, todo lo que pasa de ahí, ya es sufrir demasiado.

unnamed

Datos Carrera: 24 horas Pista (formato parejas, relevos cada 2 horas)

Distancia Garmin 910: 25.8+25.1+23.1+21.1+16.4+16.4

Tiempo Garmin: 12 horas

Puesto general: 1

 

Leave a Comment

Spiuk Zone3 ENFORMA Technical Socks