UT Collserola

Buscaba un “ultra” para terminar la temporada, me apetecía volver a correr alguna locura,  sufrir disfrutando un poco más, añadir un extra a una temporada algo extraña, en la que sigo creyendo que me ha faltado algo para poder considerarla como buena, el caso es que, una vez más, me decidí a correr en Collserola, simplemente porque estaba cerca de casa, el presupuesto del año ya anda justo y porque me encajaba en fechas fuera de trabajo.

Preparación algo justa, solo 7 salidas por monte tras el fin de la temporada de triatlón en Ibiza, 7 salidas de las que aprendí lo suficiente para regular y poder cumplir con el reto de terminar el ultra, aunque he de reconocer que se me fue algo más de tiempo del que esperaba, aunque no solo a mi, sino a todo el mundo, aunque eso no es mi consuelo….jejeje…hay que seguir trabajando y aprendiendo de los errores.

Tocaba madrugar, salida a las 7 de la mañana, todavía de noche, por suerte el frío nos respetó durante casi toda la carrera a la mayoría y pudimos disfrutar de una temperatura muy agradable, como me cuesta madrugar y empezar fuerte, será la edad….pero allí llegamos con tiempo para aparcar cerca de la salida, importante para cuando terminas, jejeje…e ir tranquilo a la salida preparando todo lo necesario.

Antes de salir, tocaba revisar la mochila, de nuevo pecando por exceso que por defecto, pero lo prefiero ya que me aporta tranquilidad y confianza, comida suficiente, bidones, isotónico, ropa de abrigo, vendas y el material obligatorio, todo bien distribuido junto a los extras inseparables, mi cámara y mi teléfono.

Me ubico por la zona media en la salida, toca comenzar en subida moderada y mi intención no es de salir a fondo, así que dejo vía libre a aquellos que quieren “volar” y me coloco en una zona en la que ni me molesten a mi ni yo pueda molestar, la zona “cómoda” o la de ir haciendo.

No conocía todo el circuito, pero no hacía falta saber mucho para intuir una primera parte más rápida y menos técnica que la segunda, así que la estrategia buena era llegar “sano y salvo” a la segunda mitad de carrera, con la experiencia de la primera edición más presente intenté regular al máximo, ser conservador de inicio y ver hasta donde podría llegar la progresión en la segunda mitad de carrera.

Salgo tranquilo, al trote, abrigado y con el frontal puesto, voy haciendo, primeras curvas, asfalto, pista, hasta llegar a los senderos, mientras esta salida por zonas anchas va poniendo, más o menos, a cada uno en su sitio, al menos por donde voy corriendo yo no encuentro ningún temido “tapón” ni ninguna aglomeración en la que tener que parar e interrumpir la marcha.

Cojo un ritmo bueno, que me satisface y con el que me veo capaz de llegar al ecuador de la prueba, así que lo interiorizo e intento mantenerlo, un ritmo muy cómodo y adecuado al terreno por el que andábamos. En estos primeros km coincido con dos ex-compis de equipo, Xavi Recasens y Jaume Gubern, con lo que se amenizan estos primeros km, que sin frío son son del todo fáciles debido a la oscuridad.

Charlando van pasando los km, el tema “Sables” nos entretiene estos primeros km, en los que además de correr y disfrutar me hace recordar la gran y bonita experiencia vivida en el 2009, seguramente la mejor vivida hasta ahora y una de las mejores que nunca pueda vivir más, deportivamente hablando.

Después de superar la primera de las subidas toca tender a bajar, empieza una de las partes más rápidas de la carrera, y con esa primera bajada llega el primer percance, nueva caída, me tropiezo con una piedra por despiste mío y aterrizo sobre duro en plena bajada, no puedo ni quiero detenerme y formar un tapón, así que rápidamente me levanto y a pesar del dolor que siento sigo corriendo como si nada…..es brutal el dolor que puede provocar al caer un peso de 82 kilates en marcha cayendo a plomo en zona de rocas….pupa!!!

Recojo el frontal, que había saltado por los aires, me coloco bien la mochila, y sigo corriendo, Xavi me pregunta si estoy bien y asiento, siguiendo en carrera….comenzábamos bien. Poco más adelante es Xavi a quien le pasa lo mismo que yo, buen trompazo también y que casi por la inercia me vuelve a arrollar a mi, me detengo, le ayudo a levantarse y le recojo las gafas que también había perdido, dice estar bien y después de bromear un poco seguimos la marcha, queda un trocillo más de sendero en bajada antes de tomar un respiro y llegar al primer avituallamiento sobre el km 9.

Al llegar a la zona pistera me voy yendo un poco dejando atrás a Xavi y Jaume, pensando coincidir más adelante o incluso en el primer avituallamiento. Sigo rodando cómodo, pero empiezo a notar un fuerte dolor en la cadera derecha, costado por el que había impactado al caer. Primer avituallamiento muy masificado, colas para llenar los vasos de bebida, cojo un par de chuches y bebo un par de vasos de agua y sigo.

El próximo avituallamiento queda relativamente cerca y esto no ha hecho más que comenzar.

Sigo a mi ritmo, ese trote que parece no cansar y que, de momento, no me hace ganar ningún puesto, solo ir perdiendo, aunque soy consciente de mis posibilidades y que no debo dejarme llevar por la emoción, tocaba ser prudente, conservador y regular mucho.

Me quito ya el frontal, amanece y con el amanecer todo empieza a verse diferente, el cuerpo parece llenarse de energía y el ritmo mejora algo sin apenas darme cuenta. Sigo al ritmillo avanzando, sumando km y enfocado en ese primer punto de control que coincide también con el segundo avituallamiento.

Llego a ese km 16,2 al ritmo previsto, un pelín más rápido incluso, pero dentro de los márgenes esperados, aquí sí, tomo especial atención a la alimentación y cojo unas almendras con un par de vasos de agua y uno de coca-cola, paso el punto de control, puesto 135, que conocería más adelante gracias al seguimiento de mi amigo Dani.

Comienza ahora un tramo largo, de otros 16 km aproximadamente con mucha subida, eso sí sin ser muy técnica y bastante rodadora, así pues, otro momento clave en el que regular y no dejarse llevar por la todavía “frescura” de piernas. En este tramo coincido con un tal Pep, con el que vamos rodando a ritmos similares, adelantándonos mutuamente hasta llegar a coincidir muy cerca los dos y compartir unos km charlando e intercambiando impresiones de la carrera, me dice que si no me importa me irá siguiendo ya que el ritmo es muy parecido….y así pasamos unos km.

Empieza a chispear levemente, se nota poco ya que estamos pasando por una zona boscosa, y la mente por momentos se va más allá, pienso en la lluvia y en lo que podría pasar si comenzara a llover ahora ya y hasta el final de carrera….por suerte para nosotros no va a más, y solo pasamos dos pequeños episodios de unas gotillas de agua.

En este tramo me doy cuenta de las consecuencias de la caída, un corte en la rodilla, rascadas en el tobillo, tibial y cuadríceps, también en la cadera con un golpe importante, y dorsal deteriorado, con lo que debo desprenderme de la goma porta-dorsal y recolocármelo en el pantalón, en mi gran mochila llevaba imperdibles, por si acaso,  para que sea siempre visible y que me pueda aguantar hasta el final de la carrera.

Si por algo me gustan este tipo de carreras es por las sorpresas y percances que puedes encontrarte, como debes solucionarlas e improvisar sobre la marcha, rehacerte y seguir….la sensación de satisfacción mola mucho más.

Este segundo tramo resulta durillo, pero muy llevadero, ya que el terreno “fácil” acompaña, además empiezan ya algunos corredores a aflojar ritmo, es cierto que algunos siguen avanzando puestos pero otros ya empiezan a decaer, son momentos en los que te creces y sin querer aprietas un poco más.

Voy controlando el reloj y el ritmo continuamente, sigo al ritmo previsto y rodando con sensaciones relativamente buenas. Por fin llega ese avituallamiento 3 y segundo puesto de control, toca rellenar bidón, beber bien y comer algo diferente de los geles y galletas que había tomado hasta entonces. Encuentro unos deliciosos bombones de chocolate en este avituallamiento, por el que volveremos a pasar en el km 77, así que el objetivo estaba claro, llegar al 77 para obtener un nuevo premio parcial.

No paro mucho tiempo, reanudando la marcha rápidamente, allí, poco a poco voy perdiendo de vista hasta a Pep, compañero de viaje los últimos 7-8 km, y encaro el próximo objetivo, tercer puesto de control y, más o menos, ecuador de la prueba, allí comenzaría el verdadero ultra de Collserola.

Puesto 116, con el que he recuperado algún puesto ya. Sigo a lo mío, toca afrontar 3 buenas subidas con dos bajadas importantes, terreno fácil sobre el papel, pero muy rompe-piernas que corridos a un ritmo excesivo podrían pasar mucha factura más adelante.

unnamed (2)

Voy haciendo de nuevo, otro tramo en el que chispea un poco, nada del otro mundo y sigo haciendo mi carrera, respetando religiosamente las pautas de comida y bebida, mis geles amix, galletas de choco y los bcaa´s que tocaban cada 2.30 horas, todo en orden y seguía sumando km, esperando el momento de comenzar a restar jejejee.

Van pasando esos km y cada vez más cerca de la mitad de carrera, pero el dolor en la cadera es cada vez mayor, por momentos pienso en detenerme, dudo si hay algún mal mayor además del simple golpe, ya que el dolor es increíble. Voy pasando los km y el tiempo desviando mis pensamientos en otras cosas y así, consigo llegar al punto de control siguiente, mitad de carrera, momento para rellenar de nuevo el bidón de sales, el último que me quedaba, comer algo salado diferente a lo que llevaba, saludar a Polonio, actualizar whatsapp y seguir….empezaba la cuenta atrás, tocaba hacer lo que hasta entonces habíamos hecho, más o menos, y según los datos de organización y mi garmin, mitad del desnivel positivo hecho, y casi mitad de km…tocaba ponerse el mono de trabajo y afrontar con fuerza, ahora sí, el resto de carrera.

Puesto 91, 4.47 horas de carrera y seguíamos. El ritmo era un poco mejor del previsto todavía, mantenía intactas las opciones de bajar de las 10 horas, reto que me había fijado como resultado satisfactorio, pero sabía que no sería fácil, y que era ahora cuando tenía que sacar lo mejor de mi, mantener ese ritmo, superar la parte más dura y más técnica del ultra y con esos 43 km ya en las piernas.

unnamed

Empezaba un tramo clave, bastante duro, con una buena bajada inicial y dos potentes subidas antes de llegar al siguiente puesto de control y siguiente avituallamiento, unos 14-15 km entre este cuarto y quinto avituallamiento.

Sigo con el dolor en la cadera, bajando voy haciendo más o menos bien, pero subiendo me cuesta mucho y cuando intento alargar la zancada el dolor se agudiza. Voy progresando, veo que avanzo más que los corredores que tengo a mi alrededor, aunque también veo como aquellos que me pasan no puedo seguirlos, así que algo pasa, la progresión esperada y deseada no lleva la marcha que quisiera.

Estoy delante de uno de los tramos más duros psicológicamente hablando de la carrera, un tramo en el que voy a ratos, a ratos siento avanzar bien y sobre lo previsto y a ratos veo que me hundo, aunque mi garmin siga mostrando optimismo y manteniendo las opciones de terminar en el tiempo deseado.

Coincide este tramo también con la salida del sol, aumento de la humedad y de sensación de calor, no descuido la hidratación ni alimentación, pero llego regulando bastante con el líquido que llevo al siguiente avituallamiento, esos 15 km de separación de un avituallamiento a otro a estas alturas de carrera es una tortura, y lo peor de todo, era que el siguiente avituallamiento no, el otro, volvería a estar muy distanciado y con 70 km en las piernas sería muy importante ser precavido y regular para no llegar muerto al km77.

km 55, sensación de cansancio notable, puesto 70, seguía la progresión y 6.28 horas de carrera, seguía dentro de los tiempos previstos, pero viendo las características del recorrido por el que rodábamos y lo que quedaba, comenzaba a peligrar ese sub-10.

Lleno los dos bidones, uno de sales, ya de la organización, y otro con agua, necesito beber más de lo que estaba bebiendo hasta entonces, y también comer algo diferente ya, vuelvo a mi mochila, jejeje, allí tengo un buen bocata de fuet, que empiezo a comerme poco a poco en una bajada algo técnica, prefiero ralentizar un poco el ritmo en esa bajada en la que, igualmente, no correría y poder rodar en las zonas más fáciles, aprovechando para dar algún bocado revitalizador en esta zona complicada.

Me pasa Gerard Anton, que me había saludado en el avituallamiento anterior, y decido mantenerlo de referencia, y así nos vamos alternando en carrera, camino del siguiente avituallamiento, en apenas 8 km, 8 km que resultaron bastante duros y técnicos.

El tiempo pasa muy rápido, las sensaciones ya no son las mismas que de inicio, y a pesar de ir recuperando puestos, no consigo encontrarme todo lo cómodo que esperaba ir…sigo con dolor, con la mente algo colapsada y esa auto-presión del sub-10 que no me dejan disfrutar la prueba del todo como quisiera.

Llegamos al km 63 aproximadamente, donde encontramos el penúltimo avituallamiento, momento de volver a rellenar todos los bidones y regular hasta esa meta volante del km 77, de nuevo dos avituallamientos muy distanciados y que harían mucho daño, físicamente y psicológicamente, mi objetivo? volver a degustar esos bombones de chocolate, ricos ricos….mmmmm

Este tramo lo realizo casi todo con Gerard, me costó enlazar de nuevo con él, pero luego, nos ayudamos sin querer mutuamente, forzándome yo algo más cuando me quedaba detrás, y forzándose él cuando se quedaba por detrás, seguíamos luchando contra el crono y contra los km, pero ambos veíamos como poco a poco se desvanecía ese sub-10.

Íbamos pasando los tramos complicados esperando algún tramo rodador donde poder rehacerte un poco, pero solo llegaban tramos menos complicados, tramos difíciles en los que lo mejor fue la compañía….si ya era duro de por sí el recorrido, más duro era afrontarlo en soledad sin saber lo que quedaba todavía.

Tremendamente dura esta parte, en la que vuelvo a quedarme sin líquido, me fundo los 2 bidones de 750 que llevaba, seguía tirando de geles pero notaba que faltaba algo más….los últimos km hasta el avituallamiento se me hacen interminables, necesitaría parar un poco y recuperar bien para afrontar esos últimos km, en los que todavía quedaba más subida, a pesar de haber superado ya toda la subida que decía el papel de carrera….

Eran unos km en los que no parabas de subir y subir, bajada escasa y seguíamos sumando desnivel….ese desnivel extra me afectó bastante de cabeza….preferiría no saberlo a regular sobre datos erróneos.

Por fin llego a ese avituallamiento, lo primero que hago es beber y beber, isotónico, coca-cola, agua….y llenar ambos bidones de nuevo, luego comer bombones, hasta cinco, dos me los como allí mismo y 3 para el camino, que todavía faltaba bastante.

Puesto 66 ahora pero ya con 9.35 de carrera, imposible ese sub-10 con la subida que todavía quedaba y esos 8 km de recorrido….el objetivo ahora es llegar de día, no tener que usar el frontal, además que me pillaba el toro, tenía que llevar a mi peque a un sitio antes de las 7 y tenía poco tiempo de margen.

Empiezo de nuevo la marcha, junto a Gerard y dos chicos más, me voy comiendo los bombones y en el momento que un corredor nos alcanza y nos pasa a un ritmo increíble, decido salir tras él, siento que me sube el pulso y que el ritmo es muy bestia, queda poco, pero todavía lo suficiente como para poder reventar y llegar cadáver a meta, así que regulo un poco y me quedo en terreno de nadie, tras el máquina y por delante de Gerard y los otros dos corredores.

Solo veo un camino, seguir y seguir, que no se me haga de noche y cruzar meta. Sigo rodando con mucho dolor en el costado, pero si he logrado sobrevivir 70 km así, podré hacerlo 7 más.

El primer tramo tras el avituallamiento con muchas escaleras y mucha subida es realmente duro después de 77 km, pero nada que no se pueda superar con ganas y voluntad, así que seguimos restando, ya no a la velocidad esperada, pero sí camino a la meta.

Son 3 fuertes subidas las que quedan antes de afrontar el último tramo de bajada hasta meta, dolor de piernas, de pies, de cuerpo, pensamientos negativos, la noche que acecha…demasiados handicaps tras 10 horas de carrera, pero no me rindo y con más esfuerzo del esperado consigo avanzar al “máquina” que nos había pasado volando en el km 77 y hasta dos corredores más, afrontando el último tramo, de nuevo, en solitario.

Superadas las subidas comienza la bajada, primer tramo técnico, con mucha piedra y ya oscureciendo, hay que ir con cuidado, ya que una caída aquí sería fatal, luego con unos senderos de fuerte pendiente por zona boscosa, algo más rodadores pero en el que las piernas no me dejan volar todo lo que quisiera, y luego ya un tramo más rodador, viendo los claros de la ciudad de Barcelona donde se intuía la zona de meta, me dejo llevar y acelero el ritmo, pero lo mejor estaba por llegar…..cuando ya veía la “ciudad” y tras un fuerte descenso llego a una zona advertida como “Mortirolo”, una cuesta de pendiente incalculable, suerte de las cuerdas que habían lanzado para subir….totalmente imposible para mis piernas sin esa ayuda.

Subo como puedo, tambaleándome y cayendo repetidas ocasiones, la supero y ahora sí, me dejo caer, menos de un km para meta, empiezo a saborear ese finisher, disfruto esos últimos metros, que coincidían con los primeros….10 horas y pico después volvía al sitio donde esta aventura comenzaba….volvía a terminar una prueba ultra, mi segunda UT Collserola.

Ficha técnica de la carrera

unnamed (1)

10.43 de carrera, puesto 63 final, objetivo cumplido al terminar la carrera, pero, ciertamente, esperaba haber rendido un poco más, estar algo más adelantado en la clasificación y con algún minuto menos en el crono, pero ahí quedaba mi aventura, y es que la gente está muy fuerte, y para un diablillo como yo, que tanto le tira el agua como el monte, poco más se puede hacer en terrenos no óptimos para mi.

Clasificaciones

Contento por esa nueva muesca conseguida en este 2015 y habiendo experimentado aspectos importantes que me servirán la próxima semana y en el último objetivo del año

Datos Carrera: UT COLLSEROLA (84.7 k teóricos con 2940+)

Distancia Garmin 910:83.550

Tiempo Garmin: 10.42.58

Tiempo Oficial/Real: 10.43.03

Ritmo medio: 7.41

Kcal: 5426

Ppmedio: 126

Ppmáximo: 154

Desnivel positivo: 3293m

Puesto general: 63

Leave a Comment

Spiuk Zone3 ENFORMA Technical Socks