Triatló Sprint de Montgat

Con el gustillo pillado a esta distancia volví a competir sobre la distancia sprint, a pesar de no estar en muy buenas condiciones y de no llegar como hubiese deseado para la ocasión.

Costó despertar, tanto que incluso cuando empecé a estarlo ya hacía varias horas que el triatlón había terminado, la medicación de la semana me había hecho más mal que bien, dejándome muy lento, pesado y con sensación de cansancio continuo, costando y mucho activar el cuerpo y más todavía mantenerlo activo. Sabedor que no podía disputar como quisiera la prueba, me fijo como objetivo intentar disfrutarla y llevarme conmigo una experiencia más.

Apenas realizo calentamiento, aprovechando al máximo el poder estar con mi peque, hoy me planto con apenas 400 metrillos de natación previos a mi salida, unos metros que no me sirven demasiado y que me hacen dudar y mucho sobre que lugar escoger para la salida, tanto dudé que me cambié a última hora de banda.

Y llega el momento de la salida, salida en diagonal dirección Girona para ir a buscar la primera de las boyas que deberemos dejar a la derecha para girar dirección Barcelona, el objetivo, como siempre en estros triatlones cortos, es salvar esa primera boya sin demasiados golpes y estando en un puesto más o menos bueno y con opciones de poder hacer una buena natación.

11698960_887131788023285_4537875567055452323_o

Salgo fuerte, o así lo intento, pero pronto se me echan encima más triatletas, unos que intentan montarse por las piernas, por la espalda, otros que me obligan a abrirme aún más hacia la derecha, intento alejarme de esos golpes todo lo que puedo, no podía permitirme el lujo de recibir algún golpe más en el pie o en el codo, así que no entro en la pelea, aumento un poco más el ritmo hasta que consigo separarme de ese primer grupo y encarar por el lado más interior posible esa primera boya.

La ligera corriente dirección Girona me ayuda a llegar bien y rápido por el interior, aunque no llego todo lo delante que quisiera llegar, pero consigo librar esa boya sin apenas golpes y salir cómodo camino de la segunda, trazando mi camino por el interior. El nado es grupal, es imposible ir progresando libremente, demasiada gente en muy poco espacio, faltan fuerzas para atacar y poder marchar, así que voy aprovechando los pocos huecos que voy encontrando para ir avanzando.

No es mi natación soñada, pero soy consciente que no estoy nadando mal del todo. Sorteada la segunda y tercera boya muy rápidamente encaramos ya la salida hacia la playa, un sector que se me ha hecho muy muy corto, después comprobaría que realmente era corto. Últimas brazadas intentando arañar algún segundo al crono y cazar a algún triatleta más, pero de nuevo, resulta complicado, teniendo que esquivar triatletas de la anterior salida.

Finalmente piso tierra, el dolor en el pie es notable y correr por la arena me resulta algo más difícil todavía. Encaro boxes concentrado y visualizando mi bicicleta, ya que los boxes son algo estrechos, con muchas bicis demasiado juntas y mi bici está en medio de la nada.

Por suerte consigo llegar a mi bici mejor de lo previsto, haber entrenado antes la entrada a box me sirvió de algo. Dejo el gorro y las gafas de natación en el suelo, me coloco el dorsal, casco, gafas y salgo corriendo hacia el circuito de bici, comienza una carrera de obstáculos, pasillo muy estrecho, gente parada en medio, unos de pie, otros sentados, otros que quieren sacar sus bicis también, otros pasar, unos que no encuentran sus bicis y van y vienen….

Consigo salir al pasillo de salida y es allí que me doy cuenta coincidiendo con triatletas conocidos que mi sector de natación no ha sido nada malo y que, si salía bien ahora en bici estaría en condiciones de hacer un buen triatlón. Julio Cardo, Hector Nadal, Modesto Duran, Jordi Garcia…así que me centro en montarme en la bici y rodar todo lo rápido que puedo.

Salimos al circuito de bici, al que hay que dar 3 vueltas, todo enconado y con mucha gente ya rodando por él, resultando algo peligroso teniendo en cuenta la velocidad que se coge en llano y la cantidad de triatletas que nos íbamos a juntar allí en breve.

Rápidamente se forman dos grupos pero muy próximos uno a otro, apenas 5-6 segundos nos separan estando yo en el segundo pero con opciones de enlazar en breve. Decido tomarme con calma esta primer vuelta, quedarme con todos los detalles y puntos clave para no cometer errores en las dos siguientes vueltas, así que tomo puestos traseros del grupo, solo respondiendo a algún que otro tirón.

Llegando a la primera de las subidas decido coger algún puesto mejor, pero la bici me juega una mala pasada, saltándome la cadena a escasos metros de la subida, por suerte consigo meterla en marcha sin consecuencias y solo me cuesta un ligero esfuerzo coger de nuevo el grupo, que parece animarse y querer enlazar con el delantero, supongo que los diferentes corredores que querían disputar los GGEE no querían perder segundos respecto a los que estaban por delante.

Supero bien la subida pero en la bajada comienza otra guerra, gente que no respeta ni derechas ni izquierdas y que cierra sin más a otros triatletas con tal de no perder alguna rueda, choco con algún manillar en la bajada pero sin consecuencias, pasando a reservar un poco durante la bajada y apretando sin más a la vuelta a la nacional, enlazando de nuevo con el grupo.

Voy en un grupo bueno, con Sergi Miró, Amand Redondo, Parra, García y al que llega Limia con fuerza, varios tirones, cambios de ritmo a los que puedo responder desde la cola del grupo, no me atrevo a meterme en medio viendo lo que veía y lo peligroso que podía ser una caída allí en medio, así que sigo con prudencia.

Antes de la segunda subida llega Pep Tatché al grupo, rompiendo en varias ocasiones el mismo, consigo subir y salvar bien la subida habiendo perdido algún triatleta en esa subida, pero la bajada a ritmo infernal y yo sin ganas de arriesgar, me hace perder el contacto con la cabeza del grupo, un grupo que ahora sí iba lanzado para enlazar con el de cabeza de mi salida.

En la Nacional intento enlazar con el grupo, pero va demasiado lanzado y me encuentro solo luchando por entrar de nuevo en ese grupo, poco antes de comenzar la tercera vuelta desisto y me dejo llevar hasta ser pillado por algún resto del grupo inicial. Recupero un poco y ya fuera de carrera, pierdo un poco la motivación. Tercera vuelta algo más floja de ritmo, sin tanta tensión y de trámite hacia la carrera.

Llego a la transición  con apenas dos o tres triatletas más, con lo que no me resulta difícil bajarme de la bici y encarar mi sitio en el box. Llego con calma al mismo, pero sorpresa! no lo encuentro, miro una y otra vez donde se supone que debía tener mi hueco pero no está, intento buscar mis zapas pero no las veo, cruzo la barra hacia un lado y otro para verificar que era mi sitio cuando uno de los jueces me saca tarjeta amarilla, entonces me doy cuenta que tengo una bici colocada en mi sitio, se lo digo al juez que no entra en razón, debiendo colgar la mía fuera de sitio, me calzo las zapas, dejo el casco y salgo corriendo con menos motivación todavía de la que terminé la bici….si  ya no iba bien, encima una penalización de tiempo a mi crono.

Primer km corriendo a buen ritmo, pero las molestias del pie van en aumento, las sensaciones no son buenas, pero el hecho de ver un 3.50 en ese primer km me animan un poco, aunque sin querer ni darme cuenta poco a poco voy perdiendo gas, los de delante se han ido ya del todo, y por detrás no me acosa nadie, con lo que cojo un ritmo de relativo confort y así voy viendo pasar  los km.

Sigo sin estar concentrado, con la cabeza más fuera que dentro de la carrera, pensando en cuántos tiempo me supondría esa tarjeta y corriendo muy alerta de no ser arrollado por alguna bici que se cruzaba sin miramientos por el circuito de carrera, llegando incluso a chocar con una chica en uno de mis giros, sin consecuencias por mi parte y espero que por la suya tampoco ya  que está cayó al suelo.

Carrera que se me hace bastante larguilla pero que finalmente consigo terminar de manera decente, sin acentuar mucho el dolor del pie, y sumando una carrera más esta temporada.

11698580_701310263333336_7639491343334755361_n

Encaro los últimos metros visualizando a mi peque que me esperaba en meta, sin duda mi mejor premio a una carrera extraña en la que no había podido competir como hubiese deseado, mi tiempo de garmin 1.01.37, el tiempo que me dieron 1.02.19, con lo que interpreto que 40 segundos aproximadamente me cayeron de sanción, algo simbólico y sin consecuencias pero que sí encendieron un poco mi ira.

Clasificaciones

Da rabia como algunos triatletas abusan de juego sucio, no respetando el fair play, cuando no pueden competir como ellos quisieran, a veces las cosas no salen como uno quisiera, pero no por ello debes intentar perjudicar a los demás, acciones como tirar del chip del tobillo, intentar subirte por encima de otros triatletas, dar manotazos gratuitos, chutar las zapas del vecino, colgar la bici donde no toca, cerrarte en curvas peligrosas, no avisar por detrás de algún cono que había por medio…..acciones que quizás pocos ven desde fuera, pero que se viven desde dentro pudiendo ser algunas muy peligrosas y raramente castigadas.

Y ya no hablo de las trampas de algunos, saliendo en salidas que no les corresponden, dar vueltas de menos y que encima resulten tiempos de world record en cada carrera…..en fin, cada uno sabe contra quien compite, como lo hace y que consigue con sus “exhibiciones”…felicidades a todos!!!

Datos de carrera:
Distancia Sprint 0.75+20+5 k
Tiempo Final: 1.02.19
Puesto General: 45
Parcial Swim: 10.25
T1: 0.50
Parcial Bike: 32.10
T2: 1.19
Parcial Run: 19.44

Distancias Garmin: 0.714+18.2+4.88

Tras este triatlón aparco ya los tris hasta septiembre, descartando definitivamente el clasificatorio para el Campeonato de España de Banyoles y centrándome en las travesías y mi próximo reto, el Cruce del Estrecho de Gibraltar a nado.

Obejtivo principal, curarme de las molestias del codo y, sobretodo, curar ese pie que tantos problemas me está dando.

Leave a Comment

Spiuk Zone3 ENFORMA Technical Socks