Marnaton Barcelona

Primera de las pruebas de la Copa Marnaton en Barcelona, igual que el año pasado, pero este año sí que pude asisitir a esta fiesta de las aguas abiertas, una travesía muy cortita, demasiado para mi gusto, pero perfecta para saciar esas ganas de nadar en el mar, de travesías, de aguas abiertas y de competición.
Llegaba a la prueba tras otra semana con buenos entrenos en el cuerpo, algo durilla y con la incertidumbre de ver como podría responder el cuerpo en estos 2000 metrillos de travesía, también con algo de miedo por la temperatura del agua, ya que la semana pasada, pasé mucho frío nadando en esta misma zona.
Sin buscar ningún objetivo concreto, sí que tenía mis “pequeñas metas” en mente, metas que cumplí con creces, buen tiempo final, buenas sensaciones nadando, nadando en progresión, no sufrir y terminar con un buen sabor de boca….así, la verdad, da gusto colgarse un dorsal y dejarse llevar.
Después de llegar a las instalaciones del CN Barcelona con mi padre y mi peque procedí a realizar un pequeño calentamiento antes de tirarme al agua, realizando unos minutillos de trote y otros minutos de gomas antes de colocarme el traje y dirigirme al agua para dar cuatro brazadas más.
Llegó la hora del inicio de la travesía y tras atender a las últimas indicaciones de la organización me dirijo al “mejor punto” para mi para comenzar a nadar, junto a mi me encuentro a Popi, pero estamos al lado opuesto de los máximos favoritos, Damián, Jordi o Rafael, aunque ellos también están rodeados de más nadadores.
11017232_10152742243091993_5642211492916335384_o
Comienza la travesía y comienzo a nadar, intento nadar rápido y llegar lo más rápido posible a la primera boya, situada a unos 200 metros, punto de giro y, posiblemente, algo conflictivo con tantos nadadores hambrientos y relativamente cerca de la salida.
Poco a poco voy desplazándome hacia la derecha, mi intención es coger la boya por el lado abierto, sin cerrarme a ella, y así evitar aglomeración de nadadores y más golpes. Ya próximo a la boya me veo algo cerrado, con dificultad para avanzar, pero lejos de ponerme nervioso, respiro hondo, cojo aire, tomo un pequeño respiro y después de 3 o 4 toques, encuentro mi hueco para poder abrirme un poco más.
Primera boya sorteada con éxito, la siguiente de giro estará ya sobre los 1000 metros aproximadamente con lo que el grupo ya estará algo más estirado.
Levanto la cabeza un par de ocasiones para situarme y poder observar bien las boyas que marcan el camino a seguir. Me doy cuenta que están colocadas en diagonal, no en recto, como parecía desde fuera, así que seguir lo más abierto posible me parece la mejor opción, pudiendo nadar tranquilo y sin golpes siempre por el lado derecho.
Voy observando las boyas, como grupos de nadadores muy numerosos pelean a mi izquierda mientras yo, poco a poco, voy encontrando mi ritmo y sintiéndome más suelto en agua.
11174579_10152742243446993_8703806980353152221_o
La sensación es de nadar fácil y rápido, se nota algo de corriente favorable, solo queda corregir un poco la trayectoria de nado para que la compensación con esa ligera corriente pueda favorecer lo máximo posible mi ritmo.
Intento deslizar lo máximo posible, sentir que cojo y arrastro agua centrándome en mantener bien cerradas las manos, hoy, a diferencia del domingo pasado, siento fría el agua, pero nada que ver, pudiendo nadar sin mayor dificultad.
Aproximadamente pasados los primeros 700-800 metros veo posibilidad de progresión y acercarme a un grupo algo numeroso que tengo a escasos metros, y próximos ya a la boya de giro para salir a la arena de nuevo antes de comenzar la vuelta.
Llego hasta a ellos sin problemas, aguardando unos metros a pies, hasta que consigo ver un claro y progresar un poco más, volviendo a llegar a la boya de giro por el exterior, evitando así más golpes, encaro la salida a buen ritmo y progresando dentro del grupo que, por cierto, es muy numeroso, demasiados nadadores nadando en escasos segundos de diferencia.
Salgo a la arena y lo doy todo para subir el pequeño montículo de arena y pasar la alfombra del chip para comenzar la vuelta. Empiezo a nadar fuerte, ahora ya sin guardar, sin especular, observando continuamente las boyas que delimitan la vuelta, ahora de color rojo, y decidiendo que el mejor camino a seguir en esta ocasión será el interior.
Nado fuerte, aunque me veo cerrado en un par de ocasiones, con dificultad para avanzar más, pero aprovecho para ir mirando las boyas y los nadadores susceptibles a ser pillados en este tramo final.
Mi grupo tiende a abrirse un poco, siguiendo yo por el lado más interior y viendo muy próximo otro grupo de nadadores y con posibilidad de llegar hasta él. Intento nadar lo más rápido posible, siempre manteniendo la concentración en relación a la técnica de nado.
La vuelta es algo más corta, pero con la dificultad de tener algo de corriente en contra, con lo que la diversión aumenta en este tramo de la travesía, quizás sean los minutos donde más haya disfrutado de todo, me siento bien, nadando rápido, eficaz y en progresión, solo quedaba ya hacer una buena llegada y pulir tiempo y puesto en clasificación.
Llegamos a la última boya con el grupo muy abierto y con muchos nadadores relativamente juntos, pocos nadadores a nuestro alcance, pero es el momento de darlo todo, ya no hace falta guardar más, la zona de meta está a escasos 200 metros y toca exprimirse, aumento la cadencia de brazada, el ritmo, intento ajustarlo al máximo para que este no decaiga al final y creo que así lo consigo, progreso algún puesto más, pero también pierdo alguno, los sprints no son lo mío, jejejeje….y ya solo quedaba ponerse en pie y alcanzar la alfombra de chip lo más rápido posible.
Me pongo en pie y hago un pequeño sprint hasta cruzar meta…..no pienso ni en parar el crono, mi cabeza está todavía en la travesía, asimilando aquello que hacía solo unos segundos acababa de terminar, una nueva experiencia acuática, muy satisfactoria, y que me aportaba una pequeña dosis de satisfacción personal, más allá del posible resultado, del tiempo final, estaba contento de mi natación de hoy.
11164789_677028175761545_5619842764015827984_n
Cierto es que la sensación era de haber nadado “mejor” o al menos para no tener tanta gente por delante mío, pero hay que saber reconocer que la gente está muy fuerte y que nadan muy rápido, en cuestión de escasos segundos variaba la clasificación en muchos puestos, pero eso era lo de menos…..creo que había mostrado una de mis mejores versiones hoy y, solo eso, ya era motivo para estar contento.
Finalmente, mi tiempo fue de 29.36 llegando a meta en el puesto 32 de la general, algo más que contento, satisfecho y feliz de haber vivido esta bonita experiencia.
Terminando con un generoso avituallamiento post-carrera, con fruta, dulces y bebida variada…Marnaton cuidando al máximo todos los detalles para hacer de este evento una experiencia agradable y para recordar para el nadador, espero volver a repetir el año próximo.
Próxima parada Marnaton Begur, segunda prueba de la Copa Marnaton.
Datos de Carrera Garmin 910
Distancia: 2210
Brazadas: 1201
kcal: 775
m/brazada: 1.84
Puesto General: 32
Tiempo Chip Real: 29.36
Muy contento de la primera travesía en masa de la temporada, buenas sensaciones y sabedor que queda mucho trabajo por realizar, mucho que progresar, muchos metros que nadar y más y muy bonitas experiencias que vivir….seguimos!!!!

Leave a Comment

Spiuk Zone3 ENFORMA Technical Socks